Remedios homeópatas

Hoy tarde me di cuenta que hay unos remedios homeópatas que yo sabía ya por unas décadas que podrían ser novedades para otros. Esto es, hay unas vitaminas y suplementos específicos que se sirven para fortalecer el sistema autoinmune. Ordinariamente se pueden comprar en Walmart pero hoy noté que los estantes, igual con los del papel higiénico y las sopas, estuvieron notablemente vacíos. Hay variación socioeconómica entre tiendas; las tiendas ubicadas en áreas más económicamente prósperas suelen tener mecenazgo más educado o más letrado que supongo que ya habrá leído tales cosas por internet. Así, si no se encuentran en un Walmart especifico, estarán en otro, o estarán disponibles en tiendas como GNC. (E históricamente, yo he notado que la farmacia Walgreens ofrece una buena selección de suplementos y podría ser un buen recurso.)

  • La equinácea purpurea (echinacea purpurea en el inglés/latín) que es un extracto vegetal que fortalece, amplia, y aumenta al sistema inmune.
  • Cinc (zinc en inglés) que es un elemento de la clase metálica de la tabla periódica. El cinc impide la replicación del ácido ribonucleico virulento (esto es, todo virus tiene ARN en vez del ADN de entidades vivas). Toda persona debería consumir por lo menos 15 miligramos de cinc cada día, pero para combatir un virus—que sea un resfriado, la influenza, o la coronavirus—se debe tomar más como 50 miligramos dos veces al día empezando en el primer momento de síntomas. Es importante que no se exceda porque una sobredosis de cinc provocará una marea fuerte.
  • La vitamina A y la vitamina E, las cuales son antioxidantes semejantes al mejor conocido la vitamina C. Los antioxidantes promueven la salud general para que el cuerpo humano evite y/o combata un patógeno (virus o bacteria). La vitamina C comúnmente se encuentra en las frutas cítricas y/o tropicales, pero está disponible en forma suplementaria también. Se puede consumir la vitamina C hasta seis o siete mil miligramos; una sobredosis no hace daño grave (sólo diarreas, en cual caso hay que bajar la dosis un poco). La vitamina E también puede tomarse sin mucha preocupación y una sobredosis se elimina por la orina. La vitamina A, sin embargo, es diferente porque se acumula en las células grasas del cuerpo y pueden llegar a niveles tóxicos. La vitamina A no debería pasar por 10.000 unidades internacionales (UI/IU o International Units en inglés) cada día.

En cuanto a los suplementos naturales, yo me centro en las ideas bíblicas de Génesis 1 y 2, Santiago 1:17, y Salmo 24:1 que indican que Dios creó toda cosa natural, y que la creó para nuestro beneficio. Esto dicho, mujeres embarazadas y personas con enfermedades del hígado o riñón deberían consultar a su médico.

En fin, otro consejo que ahorita me ocurre es que la persona que tiene tos debería considerar primero el jarabe Delsym (o una marca genérica de tal). Delsym contiene exclusivamente el compuesto dextrometorfano, el cual fue desarrollado por el ejército estadounidense en los años 50 o 60. Dentro del cuerpo, este compuesto se metaboliza en un compuesto opiáceo no narcótico y por eso es el remedio más fuerte que se puede comprar sin receta farmacéutica. Los compuestos opiáceos funcionan suprimiendo el parasimpático reflejo de tos dentro del cerebro. Con tal de que la flema o el esputo no salga verde, la tos será a causa inflamatoria y no de bacteria. El verde indica la presencia de una infección/cultura bacteriana que necesita antibióticos. Hay que seguir las instrucciones de productos con dextrometorfano porque, como es el caso con cualquier compuesto opiáceo, sobredosis resultará en desequilibrio ambulatorio, confusión mental, cansancio extremo, y/o supresión respiratoria.

Comments, Reactions, Replies, & Thoughts